EMPRENDER ES VENDER

¡Emprender es vender! Y vender es emocionar y seducir. A partir de esta seducción podemos generar una acción que determine una venta.

 

Seducir es generar ofertas que no pueden ser rechazadas, en donde se involucra la propuesta de valor, pero también los emprendedores que están detrás.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que la venta implica mucho ensayo y error. Lo más probable es que las cosas no funcionen a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera. Pero si tenemos la capacidad y la motivación para intentarlo varias veces, con cada experiencia iremos descubriendo nuevas formas de mejorar nuestra venta.